La Cancillería reveló que el equipo que viajará el próximo domingo a Haití estará integrado por cuatro funcionarios, que durante tres días brindarán asistencia a los colombianos que permanecen privados de la libertad.

REDACCIÓN.- Varias familias de los colombianos aprehendidos en Haití viven momentos de incertidumbre. Ellas no solo confían en la inocencia de sus hijos sino que también temen por las condiciones de reclusión en la que se encuentren, todos acusados del magnicidio del presidente haitiano.

Salud Hernández Mora quien fue la única reportera colombiana en la isla tras el asesinato, informó desde Puerto Príncipe que los colombianos se encontraban detenidos en la sede de la Policía y que hasta el fin de semana pasado no habían podido ni hablar con sus familiares ni tener la asistencia de un abogado.

La Cancillería reveló que el equipo que viajará el próximo domingo a Haití estará integrado por cuatro funcionarios, que durante tres días brindarán asistencia a los colombianos que permanecen privados de la libertad.

Mientras tanto, las familias de los colombianos recibieron un mensaje en el cual les informan que pueden hacer un envío de los productos básicos como dos bermudas azul oscuro, dos camisas blancas, un par de chanclas, un desodorante mediano, una barra de jabón para ropa y otro de baño, una crema dental, un cepillo de dientes, una peinilla plástica, una toalla de baño mediana, dos rollos de papel higiénico y un repelente en crema.

Cada familia le ha escrito una carta a su ser querido y ha enviado una foto para que puedan sentirse acompañados en prisión. Esta iniciativa ha sido apoyada por las esposas de los colombianos y la fundación Emanuel y el curso militar Silvas Plaza.

Fuente: Revista Semana