Informaciones preliminares de los primeros miembros de los equipos de rescate que acudieron al lugar señalaron haber sentido un fuerte olor a gas, indicó la delegación del Gobierno.

FRANCIA.- Una persona resultó muerta y dos permanecen desaparecidas después del hundimiento en la noche del pasado lunes por una explosión de un edificio de viviendas en Sanary sur Mer, en la Costa Azul francesa.

La Prefectura (delegación del Gobierno) del departamento de Var precisó, en un comunicado, que dos personas extraídas de los escombros del inmueble de tres plantas, ubicado en el centro de esta pequeña ciudad costera, tuvieron que ser atendidas por los servicios médicos de urgencia.

Otras tres salieron ilesas, según la Prefectura, que también indicó que en los edificios vecinos fueron evacuadas nueve personas.

De acuerdo con medios locales, el muerto es un hombre, padre de un bebé rescatado junto a la madre, que tenía heridas de consideración.

Se está buscando a un hombre, un pescador y a su madre, de edad muy avanzada.

Un total de 97 personas, entre bomberos y servicios sanitarios, apoyados por once policías, estuvieron implicados en la operación tras el colapso del edificio por razones que tendrá que determinar la investigación.

No obstante, los primeros miembros de los equipos de rescate que acudieron al lugar señalaron haber sentido un fuerte olor a gas, indicó la delegación del Gobierno.