El museo había sufrido años de negligencia por parte de numerosos gobiernos, declaró el vicedirector de la institución, Luiz Duarte, a la cadena de televisión Globo.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Un incendio de gran magnitud se declaró ayer domingo, sobre las 7:30 pm (hora local), en el Museo Nacional de Río de Janeiro. El fuego comenzó después de que el recinto cerrara sus puertas a los visitantes. Las llamas se extendieron rápidamente a todos los pisos, aunque ninguno de los vigilantes del lugar resultó herido.
El edificio de 200 años, que alguna vez fue un palacio de emperadores, albergaba una importante colección de más de 20 millones de piezas, desde restos arqueológicos hasta objetos de valor histórico, entre ellos el fósil humano más antiguo encontrado en Brasil.
El museo había sufrido años de negligencia por parte de numerosos gobiernos, declaró el vicedirector de la institución, Luiz Duarte, a la cadena de televisión Globo.