Marruecos podría tener mujeres alcaldesas en sus tres principales ciudades si finalmente es elegida Asmaa Rhlalou como primera edil de Rabat, la capital del país.

Rabat.- La ciudad de Casablanca, considerada como la capital económica de Marruecos, será gobernada en los próximos cinco años, por primera vez en su historia, por una mujer después la elección hoy de Nabila Rmili como alcaldesa de la urbe.

Rmili, 47 años, y hasta ahora delegada del Ministerio de Sanidad en Casablanca, pertenece al partido liberal Agrupación Nacional de Independientes (RNI), el gran vencedor en las elecciones generales y municipales del pasado 8 de septiembre en Marruecos y a cuyo presidente, Aziz Ajanuch, le encargó formar gobierno el rey Mohamed VI.

Un total de 105 concejales de la ciudad votaron a favor de Rmili, mientras que otros 18 apoyaron a su rival, Abdelsamad Hiker, del partido islamista Justicia y Desarrollo (PJD), que preside el gobierno saliente, además de siete abstenciones.

El nuevo gobierno municipal de Casablanca, donde viven más de tres millones de habitantes, estará formado por los partidos RNI, Autenticidad y Modernidad (PAM), Istiqlal (PI) y la Unión Constitucional (UC).

Rmili, médico de formación, es la segunda mujer elegida como alcaldesa de una gran ciudad en Marruecos, después de Fatima Zahra Mansouri, que fue pionera en la alcaldía de Marrakech en la legislatura de 2009 a 2015 y ahora ha vuelto a ser elegida primera edil de esta localidad turística.

Marruecos podría tener mujeres alcaldesas en sus tres principales ciudades si finalmente es elegida Asmaa Rhlalou como primera edil de Rabat, la capital del país.

La votación de Rhlalou se iba a producir hoy pero, según fuentes municipales, finalmente se ha aplazado sine die al no haberse puesto de acuerdo los diferentes partidos sobre su nombramiento.