"El Wahl-o-mat no da recomendaciones ni predice resultados electorales. Sólo pretende informar", aseguró en una rueda de prensa virtual el presidente de la bpb, Thomas Krüger.

ALEMANIA.-  ¿Debe haber velocidad máxima en las carreteras? ¿Debe el Gobierno central tener más competencias en educación? Éstas son algunas de las preguntas de una página web estatal que ayuda a los votantes alemanes a saber qué partidos están más próximos a sus posiciones.

El Wahl-o-mat, una tradicional propuesta de la Oficina Federal de Formación Política (bpb), fue presentada este jueves, a poco menos de un mes para las elecciones generales del 26 de septiembre, una de las más inciertas en años por la marcha de la canciller, Angela Merkel.

"El Wahl-o-mat no da recomendaciones ni predice resultados electorales. Sólo pretende informar", aseguró en una rueda de prensa virtual el presidente de la bpb, Thomas Krüger.

A su juicio, se trata de una "herramienta" de "democratización", al acercar los programas de los partidos a la ciudadanía, y también un mecanismo para "incorporar a la gente joven" a la práctica electoral y la contienda partidista. "Es la oferta de formación política más exitosa", afirmó Krüger.

El programa, a través de 38 preguntas, desmenuza los programas electorales de los 40 partidos que se presentan a estos comicios, de los que 39 han contestado explícitamente a las cuestiones de la bpb.

Las preguntas abarcan asuntos que se pueden ligar directamente a alguna formación, como la de adelantar el fin del uso del carbón, promover en las escuelas sólo la familia tradicional (padre, madre, hijos) o la introducción de un impuesto para las rentas más elevadas.

Pero también cuestiones más complejas, como la introducción de un impuesto a las actividades digitales o el acceso de las empresas chinas al montaje de las infraestructuras de telecomunicaciones.

El cuestionario digital incluye también debates que ocupan a otros países, como la legalización del consumo de la marihuana, el uso del lenguaje con conciencia de género y una posible limitación de los alquileres.

En cada pregunta se puede pulsar "de acuerdo", "no de acuerdo", "neutral" o incluso "saltar".

Tras la tanda de preguntas, el usuario puede señalar los partidos con los que generalmente se siente más identificado o todos, y el sistema le aporta la tasa de coincidencia de sus respuestas con las de las formaciones políticas.

El uso del Wahl-o-mal no implica aportar ningún dato personal y la bpb asegura no guardar ninguna información sobre los usuarios.

Esta herramienta se lanzó por primera vez en 2002 y desde entonces se ha empleado en más de 50 elecciones nacionales y regionales en Alemania.

En total, unos 85 millones de personas han utilizado esta web, de las que 15,7 lo hicieron para las elecciones generales de 2017.