Ucrania acusa a Rusia de transportar a la fuerza a miles de civiles a zonas bajo su control y a Rusia.

GINEBRA.- El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) consideró hoy "increíblemente preocupante" el posible traslado forzoso de niños ucranianos a territorio ruso, y recordó que está práctica está prohibida por el derecho internacional.

"No hemos podido verificar de manera independiente estas informaciones, pero son increíblemente preocupantes", dijo a Efe el portavoz de UNICEF James Elder, quien indicó que el secuestro de niños en tiempos de guerra "es una de las mayores violaciones contra la infancia y está prohibida por el derecho humanitario internacional".

La agencia de la ONU, junto a otros actores humanitarios, sigue trabajando sobre el terreno para intentar ayudar a los niños ucranianos, lo que incluye "hacer esfuerzos por mantener la unidad familiar" e identificar a menores no acompañados que necesiten especial atención.

Un 90 % de los 3,9 millones de refugiados ucranianos en otros países son mujeres, niños y personas mayores, y UNICEF calcula que más de la mitad de los 7,5 millones de menores de edad en Ucrania han tenido que dejar sus hogares a consecuencia de la guerra.

Ucrania acusa a Rusia de transportar a la fuerza a miles de civiles a zonas bajo su control y a Rusia.

Autoridades municipales de la asediada ciudad de Mariúpol han acusado a las tropas rusas de haber trasladado contra su voluntad a miles de residentes hacia Rusia, incluidos hasta 2.000 niños.