Cuando el ataque tuvo lugar, un equipo de la agencia de la ONU se encontraba a apenas un kilómetro de la estación de tren, entregando ayuda al departamento de salud regional.

Naciones Unidas.- Unicef condenó este viernes el ataque contra la estación de tren de la localidad de Kramatorsk, en el este de Ucrania, que dejó al menos 40 muertos y dijo que se teme "lo peor" en cuanto al posible número de niños fallecidos y heridos.

"Todavía no sabemos cuantos niños han muerto y han resultado heridos en el ataque, pero nos tememos lo peor", señaló en un comunicado Murat Sahin, el representante en Ucrania de la agencia de la ONU para la infancia.

Sahin recordó que la estación de Kramatorsk ha sido "la principal ruta de salida para miles de familias evacuadas de la provincia de Donetsk", una de las más golpeadas por la guerra en el país.

Al menos 40 personas, entre ellos cuatro niños, han muerto en el ataque, según las autoridades ucranianas, que responsabilizaron a Rusia de la acción.

Los misiles cayeron en la estación cuando había allí miles de personas a la espera de ser evacuadas, según las autoridades locales.

Las autoridades del Donbás llevaban dos día apremiando a la población civil a abandonar esas regiones del este de Ucrania y advirtiendo de que las tropas rusas preparaban una gran ofensiva para hacerse con el control absoluto de ellas.

Unicef, según señaló en su comunicado, suministró hoy equipos médicos y productos de emergencia a Kramatorsk, donde ha llevado unas 50 toneladas de ayuda humanitaria en lo que va de semana para responder al "rápido deterioro" de la situación en las regiones orientales del país.

Cuando el ataque tuvo lugar, un equipo de la agencia de la ONU se encontraba a apenas un kilómetro de la estación de tren, entregando ayuda al departamento de salud regional.