Ammán.- El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) denunció el asesinato de niños de corta edad y mujeres en la masacre del domingo pasado en el bastión opositor de Homs, en el centro de Siria, en un comunicado emitido hoy.

La nota destaca que, según informaciones desde Siria y medios de comunicación internacionales, entre los cadáveres hallados en el barrio de Karm el Zaitun había menores, algunos degollados y con marcas de tortura.

Los opositores Comités de Coordinación Local informaron ayer del descubrimiento de 45 cadáveres, en su mayoría de mujeres y niños, en Karm el Zaitun, y culparon de la masacre al régimen de Damasco, que, por su parte, acusó a grupos terroristas armados.

"Es difícil aceptar este tipo de ferocidad, especialmente cuando entre los afectados hay niños y niñas que pagan el precio más alto por acontecimientos sobre los cuales no tienen ningún control", lamentó la directora regional de Unicef, María Calivis.

La responsable instó a las partes implicadas a sumir su responsabilidad para proteger a los menores