La directora regional de Unicef para América Latina y el Caribe, Jean Gough, indicó que las lluvias y vientos fuertes "han dejado ahora algunas partes del Caribe sin agua, electricidad e internet. Y se prevén más este fin de semana".

Ciudad de Panamá.- Unicef informó este viernes que ha preparado suministros humanitarios para las familias vulnerables en los países del Caribe que pueden ser afectadas por el huracán Elsa, que ya ha dejado destrozos en países como Barbados y San Cristóbal y Las Granadinas.

La directora regional de Unicef para América Latina y el Caribe, Jean Gough, indicó que las lluvias y vientos fuertes "han dejado ahora algunas partes del Caribe sin agua, electricidad e internet. Y se prevén más este fin de semana".

"Las inundaciones son una amenaza real para las familias más vulnerables en los próximos días. Nuestros equipos en todo el Caribe están preparados para brindar asistencia humanitaria a las familias necesitadas", agregó la alta funcionaria del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Ya antes de la temporada de huracanes, Unicef y sus aliados colocaron de antemano suministros en Antigua y Barbuda, Barbados, Trinidad y Tobago, Jamaica, Cuba, Haití y República Dominicana.

Se trata de reservas de agua, suministros de saneamiento, kits recreativos para niños, kits de higiene personal, lonas, colchones y mantas, entre otros, además de transferencias monetarias en el caso de República Dominicana, precisó el organismo de las Naciones Unidas.

Además, afirmó Unicef, en el almacén de las Naciones Unidas con sede en Panamá, los suministros humanitarios están listos para ser enviados al Caribe, incluidos alrededor de 5 millones de tabletas de purificación de agua, 21 tanques de agua grandes plegables (5.000 y 10.000 litros) y 97.000 mosquiteros insecticidas, entre otros.

En cuanto a la emergencia global por la pandemia, la directora regional expresó que le "preocupa que las condiciones climáticas extremas durante la temporada de huracanes puedan retrasar gravemente el lanzamiento de las campañas de vacunación en curso en toda la región en un momento crítico en la lucha contra el COVID-19".

"Incluso en el caso de un desastre natural, contener la propagación del virus y apoyar las vacunas debe seguir siendo una prioridad en el Caribe", afirmó Gough.

Elsa es el primer huracán del año en la cuenca atlántica y en su avance por el este del Caribe se desplaza rápidamente con una velocidad de traslación de 30 mph (48 km/h).

El fenómeno causó daños significativos en la agricultura, caída de árboles, de postes de la luz y desperfectos en viviendas y muros en Barbados y San Cristóbal y las Granadinas, en las Antillas Menores, sin que haya información de muertes, de acuerdo con los datos preliminares, mientras continúa su trayectoria este viernes hacia el oeste.

Según las proyecciones del Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de Estados Unidos, el sistema se moverá por el este del Caribe esta noche para situarse cerca de la costa sur de La Española (República Dominicana y Haití) en la tarde o noche del sábado.