Destruido tras el paso del huracan María, quedó el camino municipal que le permitía a los moradores llegar en auto hasta su hogar, ahora tienen que caminar un tramo completo hasta su casa, el asfalto está en pedazos, las grietas y hoyos se adueñaron de la vía rural.

PUERTO RICO.- A más de siete meses del paso del huracán María, varias familias que residen en un pueblo de la montaña de Puerto Rico aún se encuentran incomunicadas y viven sin esperanzas de que en algún momento llegue la ayuda.

Destruido tras el paso del huracan María, quedó el camino municipal que le permitía a los moradores llegar en auto hasta su hogar, ahora tienen que caminar un tramo completo hasta su casa, el asfalto está en pedazos, las grietas y hoyos se adueñaron de la vía rural.

Los vecinos de Barrancas sentenciaron que por tratarse de la zona rural, los tienen en el abandono