El Índice Global de Políticas de Drogas elaborado con 75 criterios agrupados en 5 bloques por el Harm Reduction Consortium apuntó a Noruega como el mejor calificado con 74 puntos, sobre una base de 100 y en la que el país nórdico es seguido por Nueva Zelanda y Portugal.

BRASIL.- Un estudio divulgado durante un encuentro internacional de políticas sobre drogas celebrado en la ciudad brasileña de Recife apuntó a Brasil como el peor evaluado de una treintena de países analizados, según divulgaron este martes los organizadores.

El Índice Global de Políticas de Drogas elaborado con 75 criterios agrupados en 5 bloques por el Harm Reduction Consortium apuntó a Noruega como el mejor calificado con 74 puntos, sobre una base de 100 y en la que el país nórdico es seguido por Nueva Zelanda y Portugal.

El promedio de los 30 países fue de 48 puntos, pero Brasil, en la última posición, consiguió solo 26 y fue superado por Uganda e Indonesia, principalmente por el creciente aumento de víctimas mortales, muchas civiles, que el combate al narcotráfico ha dejado en barriadas pobres con cuestionadas acciones policiales.

"La regresión por la cual vivimos es bien visible en el informe y muestra lo tanto que están equivocadas las decisiones tomadas desde 2016 y cómo estamos distantes de acciones más progresistas que están definiendo gran parte de las políticas sobre drogas en el mundo", declaró Luciane Raupp, investigadora del estudio en Brasil.

Recrudecer las prohibiciones, disminuir la red psico-social y estimular la actuación de las comunidades religiosas ejemplifican un "modelo retrasado y que el mundo entero ya demostró que no funciona", consideró la especialista.

El 8º Congreso Internacional de la Asociación Brasileña Multidisciplinaria de Estudios sobre Drogas (Abramd) reunió durante el fin de semana en la capital del nororiental estado de Pernambuco a expertos y autoridades de varios países, entre ellos representantes de la sociedad civil y del área de la salud.

El combate al "prohibicionismo" y la flexibilización del uso de algunas drogas para fines terapéuticos, como la marihuana, fueron debatidos por los expertos reunidos en Recife y los que participaron virtualmente desde Colombia, México, Uruguay, Bélgica y Argentina.