REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Sonia y Anita son dos hermanas de la India que nacieron parcialmente ciegas. Sus progenitores no podían pagar una operación que podría ayudar a devolverles la vista.

Existe una cirugía que puede ayudar a las dos niñas, pero cuesta unos 300 dólares y apenas dura 15 minutos. Pero los padres de estas hermanas apenas ganan 17 céntimos a la hora en las plantaciones de arroz.

La reacción de las niñas es emocionante. Si no se las operase, seguirían ciegas toda la vida y su familia las utilizaría para ser mendigas, por ello,una ONG les permite la operación para que las niñas puedan ver. La reacción que se puede ver en el video es conmovedora.

Fuente: abc.es

http://youtu.be/BW_BRJCb9VM