“Me encuentro atravesando una situación de extrema violencia contra mi persona por haber tenido COVID-19”, declaró Daniel Porro a Todo Noticias.

ARGENTINA.- Tras batallar durante casi un mes con el COVID-19 en un hospital en Neuquén, provincia de Argentina, el enfermero Daniel Porro comenzó a vivir otra pesadilla. Una peor.

Luego de ser dado de alta del centro asistencial, el profesional de la salud fue brutalmente golpeado y apedreado por sus vecinos, mientras le exigían que se fuera de la vecindad. No bastando con eso, le incendiaron la casa e incluso llegaron al punto de robarle el auto junto con otras pertenencias.

Los lamentables hechos fueron dados a conocer en los medios de comunicación de Argentina, en donde no dudaron en cuestionar la brutal actitud de aquellas personas residentes del barrio Colonia Nueva Esperanza.

“Me encuentro atravesando una situación de extrema violencia contra mi persona por haber tenido COVID-19”, declaró Daniel Porro a Todo Noticias.

Daniel afirmó a diferentes medios que interpuso una demanda contra sus agresores. Fotocaptura