El cadáver del presidente tenía disparos en la frente, el pecho, el estómago, las caderas y se le salió el ojo izquierdo, según los reportes posteriores al levantamiento del cuerpo.

Redacción internacional.- El diario estadounidense Miami Herald entrevistó bajo anonimato a tres agentes policiales que habrían estado en contacto con el presidente haitiano Jovenel Moise minutos antes de que mercenarios lo asesinaran y dijeron que este desesperado les llamó pidiendo “vengan a salvarme”.

El primer llamado habría sido a la 1:34 de la madrugada del 7 de julio al comisionado de Policía y en esta Moise le habría dicho que estaban disparando contra su vivienda en el exclusivo sector Pelegrin 5. “Disparan contra mi casa. Mueve gente”, le habría informado el mandatario momentos antes de ser acribillado a tiros.

El cadáver del presidente tenía disparos en la frente, el pecho, el estómago, las caderas y se le salió el ojo izquierdo, según los reportes posteriores al levantamiento del cuerpo.

Previo al sangriento ataque, que el mandatario y su esposa Martin habrían tratado de evitar o retrasar escondiéndose debajo de la cama fue precedido por 10 angustiosos minutos de conversaciones telefónicas en las que Moise llamaba a un oficial de la Policía Nacional y le preguntaba dónde estaba.

“¡Necesito tu ayuda ahora! Mi vida está en peligro. ¡Ven rápido! ¡Ven a salvarme!”, le habría ordenado Moise al agente que accedió a ser entrevistado por el Miami Herald.

Habría sido durante esa llamada cuando los matones arremetieron a tiros contra Moise.

Lea la historia original en inglés.

 

Esto y mucho más en El Informe con Alicia Ortega, este lunes a las 9pm, por Color Visión.