Los fallecidos en esta tragedia, ocurrida el pasado domingo después de que el barco partiera de Bahamas con destino a Miami (EE.UU.), son 15 mujeres, un hombre y una niña.

SAN JUAN.- La muerte de gran parte de los 17 migrantes haitianos que se ahogaron al naufragar su embarcación en Bahamas se debió a que quedaron atrapados en un camarote cerca de la proa, según informó este miércoles la Policía.

El comisionado de la Policía de Bahamas, Clayton Fernander, explicó que las víctimas mortales, en su mayoría mujeres, quedaron bajo el agua y sin posibilidades de salir al volcarse la embarcación.

Fernander aseguró en declaraciones a la prensa local que parte de las mujeres podrían haber sobrevivido si la nave hubiera sido abierta, agarrándose al bote, como hicieron el resto.

Los fallecidos en esta tragedia, ocurrida el pasado domingo después de que el barco partiera de Bahamas con destino a Miami (EE.UU.), son 15 mujeres, un hombre y una niña.

Al parecer, las mujeres fueron ubicadas en esa cabina interior para que estuvieran más protegidas de las malas condiciones climáticas, pero el refugio se convirtió en una trampa.

Los guardacostas pudieron rescatar a 25 personas con vida y se calcula que hay al menos tres desaparecidas, aunque ya se descartó que los esfuerzos de búsqueda vayan a dar resultado.

Por otra parte, Fernander informó que las autoridades ahora se dedican a identificar a algunas de las víctimas, la mayoría de las cuales vivían en Bahamas.

Los supervivientes cuentan con familiares que residen en Bahamas pero están siendo evasivos a la hora de dar detalles por temor a que sus allegados sean deportados, indicó.

De los 25 supervivientes, 22 estaban ya bajo custodia de oficiales de inmigración y 3 continúan hospitalizados. Todos serán repatriados.

El comisionado de la Policía adelantó asimismo que a finales de esta semana se presentarán los cargos pertinentes contra los tres supuestos contrabandistas que fueron detenidos por las autoridades.

Este naufragio es el más mortal en aguas de Bahamas desde que 28 migrantes haitianos fallecieron ahogados en febrero de 2019 cerca de Abaco, una de las islas del archipiélago atlántico.