Los tres jóvenes serán acusados de los delitos de interrupción de un servicio público, resistencia a un funcionario público, manifestación no autorizada y destrozo de bienes, según medios locales.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.-Tres activistas ecologistas protagonizaron una protesta pacífica en la sala de la Galería de los Uffizi en Florencia, Italia que alberga las obras de Sandro Botticelli y pegaron sus manos con pegamento instantáneo al cristal que protege "La Primavera", uno de los más célebres cuadros del autor, la que no sufrió daños.

Los activistas, dos mujeres y un hombre, entraron en el museo tras pagar la entrada, pero al llegar a la sala de Botticelli "se pegaron" a la obra y después desplegaron una pancarta con el lema "Last Generation No Gas No Coal" (Última generación No al gas No al carbón).

El museo indicó que la obra no sufrió daño alguno gracias el cristal especial instalado hace años para proteger ese cuadro, así como las demás obras importantes de los Uffizi.

Los tres jóvenes, que fueron trasladados del lugar por los carabineros (policía militarizada), serán acusados de los delitos de interrupción de un servicio público, resistencia a un funcionario público, manifestación no autorizada y destrozo de bienes, según medios locales.