Las autoridades locales han asegurado que están investigando el incidente y que cinco personas, incluido el director de la residencia de ancianos y el médico que certificó el fallecimiento, fueron despedidos

 Shanghai.- El pasado domingo cuando dos trabajadores de una funeraria vestidos de blanco de los pies a la cabeza con un traje protector  iban descargando los cuerpos de una camioneta, de repente se dieron cuenta de que uno de los cadáveres se movía. Al abrir la bolsa donde estaba el cuerpo, levantaron la tela que cubría su rostro y descubrieron que el hombre que allí yacía aún respiraba.

Este hecho quedó captado en cámaras y rápidamente se hizo viral en las redes sociales.

"¡Vivo! ¿Viste eso? ¡Está vivo!", se escucha gritar en el vídeo a uno de los trabajadores. "¡No lo cubras de nuevo!", responde el otro. El "resucitado" se trataba de un anciano que supuestamente había fallecido en una residencia de Putuo, un distrito de Shanghai. Pero el hombre estaba aún con vida.

Las autoridades locales han asegurado que están investigando el incidente y que cinco personas, incluido el director de la residencia de ancianos y el médico que certificó el fallecimiento, fueron despedidos. Lo contrario hizo la funeraria, que ha felicitado a los dos empleados que descubrieron que el hombre estaba vivo y los ha recompensado con 5.000 yuanes (720 euros) a cada uno.

Los nuevos positivos han bajado de los más de 20.000 diarios a los menos de 6.000 reportados este martes. Pero las autoridades no abren la mano salvo excepciones en barrios fuera de las determinadas áreas de cuarentena, aquellas que han estado más de una semana sin informar de ningún caso. Allí al menos han dejado a los vecinos salir de sus residencias para respirar algo de aire fresco.