Debido a la elevada presurización del volcán en La Palma se abrieron dos nuevos centros de emisión de lava

ESPAÑA.- Luego de que se registrara la primera erupción del volcán Cumbre Vieja, en la isla española La Palma, hace cinco días, este viernes se registró un nuevo pico de actividad, lo cual orilló a los habitantes a evacuar las localidades de Tajuya, Tacande de Abajo y la zona de Tacande de Arriba.

Inicialmente, a los pobladores de estas zonas se les indicó resguardarse en sus hogares, no obstante, la intensidad de la reciente explosión dio un giro de 180 grados. De modo que ahora el recuento considera 6 mil 100 evacuados, incluyendo a 400 turistas.

Videos que circulan en redes sociales captaron la lava desprendiéndose, así como el estremecedor sonido que emite la estructura geológica. Asimismo, la nube de ceniza provocó que las autoridades decidieran suspender más de 30 vuelos de las aerolíneas CanaryFly, Iberia y Binte.

Por su parte, el Instituto Vulcanológico de las Canarias notificó de una nueva fisura en la estructura del volcán, lo que supone un riesgo para las personas.

Hasta el último corte, se estima que el magma ha devorado 390 construcciones, en tanto ha cubierto 180.1 hectáreas de terreno de la isla cuya actividad económica es el cultivo de plátanos.

Con el fin de reconstruir hogares, el presidente español, Pedro Sánchez anunció que el “el consejo de ministros va a aprobar que se califique como zona catastrófica a la isla de La Palma”.