Las operaciones de Wall Street se detuvieron 15 minutos después de que el S&P se desplomara un 7 %, incrementando la incertidumbre en tanto que no sucedía algo así desde el 1 de diciembre de 2008 en plena crisis financiera.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Un día negro en las bolsas a nivel mundial: Wall Street suspendió las cotizaciones por la brusca caída en la apertura de la sesión.

Y es que los temores por el impacto del coronavirus y el desplome del precio del petróleo empujaron a la baja a los índices mundiales.

Las operaciones de Wall Street se detuvieron 15 minutos después de que el S&P se desplomara un 7 %, incrementando la incertidumbre en tanto que no sucedía algo así desde el 1 de diciembre de 2008 en plena crisis financiera.