Los presidentes de China y EEUU, Xi Jinping y Barack Obama, respectivamente (Fuente externa)

PEKÍN, China.- Los presidentes de China y Estados Unidos, Xi Jinping y Barack Obama, iniciaron este martes una segunda jornada de conversaciones, esta vez en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín.

Obama llegó en su caravana de vehículos estadounidenses al Palacio, situado en el lado oeste de la plaza de Tiananmen, decorada con profusión de banderas chinas y estadounidenses, en una mañana fría y soleada.

Ambos presidentes ya tuvieron una discusión informal en la tarde-noche del martes, en el complejo palaciego pequinés de Zhongnanhai, equivalente a la Casa Blanca estadounidense.

De la discusión de anoche no se ha divulgado nada aún, excepto una información de la agencia estatal china Xinhua que indica que Obama dijo a Xi que Estados Unidos no tiene intención de contener a China, ya que no le conviene a Washington, y que apoya los esfuerzos de apertura y reforma de Pekín.

Los dos presidentes tienen previsto mantener este martes dos tandas de discusiones, una con varios de sus principales asesores, tras lo cual harán unas breves declaraciones a la prensa.

Posteriormente, habrá un almuerzo de Estado y después Obama se reunirá con el primer ministro chino, Li Keqiang, antes de dirigirse al aeropuerto para desplazarse a Birmania, segunda etapa de su gira por países de Asia y el Pacífico.