REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El pasado 26 de junio el Tribunal Supremo de los Estados Unidos declaró inconstitucional que se prohibieran los matrimonios entre parejas del mismo sexo. Sin embargo, tenía que transcurrir un período de 20 días para que la decisión fuera final y firme. El período culminó ayer a la medianoche, por lo que desde este viernes ya las parejas gays pueden casarse legalmente.

Posteriormente, el pasado 8 de julio, un panel de jueces del Primer Circuito de Apelaciones de Boston ratificó el matrimonio gay en la Isla, al solucionar al caso radicado por la licenciada Ada Conde Vidal e Ivonne Álvarez Vélez, junto a otros demandantes.

“La Ley de Procedimiento Civil establecía que tenía que pasar un término de días para que se cumpliera (final y firme la sentencia del Tribunal) y eso culmina hoy (ayer) a la medianoche”, dijo ayer Conde Vidal.

“Ya hemos hecho como siete certificaciones de parejas del mismo sexo”, indicó, por su parte, Nancy Vega, directora del Registro Demográfico.

Según indicó, esto le aplica a parejas del mismo sexo que se hayan casado en lugares donde ya era válido. La certificación implica enmendar en el certificado de nacimiento de la pareja la información de su matrimonio ya realizado en otro lugar.

Según se ha anunciado, se está organizando una boda masiva de parejas del mismo sexo para agosto.

Fuente: elnuevodia.com