Este lunes los ingenieros eléctricos ucranianos tuvieron que aplicar "no solo cortes de energía estabilizadores, sino también cortes no programados", ha explicado Zelenski, debido a que el nivel de consumo es superior "al que el país puede proporcionar en este momento".

REDACCIÓN.- El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha insistido este lunes en que las tropas de Rusia deben salir de la central nuclear de Zaporiyia y dejar de bombardearla para evitar riesgos radiológicos y garantizar la seguridad energética de Ucrania y Europa.

En su habitual discurso nocturno, el líder ucraniano ha afirmado que trabajan para garantizar la implementación de la orden del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) "de detener cualquier actividad hostil contra las instalaciones nucleares de Ucrania".

"Y para esto, la desmilitarización de la central nuclear de Zaporizyia es extremadamente importante. Rusia debe retirar todos sus combatientes de allí y dejar de bombardear la estación", ha saegurado.

Zelenski se ha referido este lunes por la noche a esta cuestión al comentar la conversación que mantuvo con el presidente francés Emmanuel Macron en la que abordaron, entre otros asuntos, la seguridad nuclear y de la estación de Zaporiyia.

Sobre los problemas energéticos por los ataques rusos, ha explicado que la situación es "particularmente difícil" en la capital ucraniana, Kiev, y en su región, así como en Vinnytsia, Sumy, Ternopil, Cherkasy, Odesa "y algunas otras ciudades y distritos".

Por ello, el presidente ucraniano ha pedido a la población afectada que intente limitar "el uso personal de la electricidad" en las áreas que sufren "más dificultades a diario, y especialmente durante las horas de mayor consumo".

Por supuesto, ha subrayado, "también debe haber un enfoque muy frugal en los lugares públicos".

Este lunes los ingenieros eléctricos ucranianos tuvieron que aplicar "no solo cortes de energía estabilizadores, sino también cortes no programados", ha explicado Zelenski, debido a que el nivel de consumo es superior "al que el país puede proporcionar en este momento".

En este sentido, ha hecho un llamamiento a todas las autoridades regionales y locales para que informen sobre el "consumo racional" de electricidad.

"Por supuesto, los trabajadores de la energía, los trabajadores de servicios públicos, los rescatistas y todos los involucrados están trabajando al máximo", ha dicho, pero "el daño sistémico" causado por los ataques rusos es "tan significativo" que todos los ciudadanos y empresas "deberían ser muy frugales y repartir el consumo por horas del día".