El líder ucraniano instó a tomar acciones decisivas, a adoptar "las sanciones máximas" contra Rusia para crear un precedente.

DAVOS, Suiza.- El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, pidió hoy una retirada total de las empresas extranjeras de Rusia y les ofreció seguir operando en Ucrania y participar en la reconstrucción de este país tras la guerra, al intervenir por videoconferencia ante el Foro de Davos.

Zelenski pidió que se refuerce aún más la presión sobre Rusia, con "sanciones convincentes", dijo, "al petróleo, bloquear a todos los bancos sin excepción, la retirada plena de las empresas extranjeras del mercado ruso".

Y a estas "les ofrecemos seguir operando en Ucrania, un mercado de 40 millones de personas... Les invito a que formen parte del proceso de reconstrucción del país, una gran tarea... debemos reconstruir ciudades enteras", señaló.

El líder ucraniano instó a tomar acciones decisivas, a adoptar "las sanciones máximas" contra Rusia para crear un precedente y "evitar que cualquier otro agresor quiera ejercer la fuerza bruta contra su vecino".

Aunque agradeció la ayuda internacional que Ucrania ha recibido hasta ahora, opinó que aún no es suficiente. En Ucrania "ya no hay ciudades pacíficas sino ruinas, y en lugar de turismo, bombas y misiles, este es el resultado si seguimos como hasta ahora", advirtió, ante la exclusiva audiencia de líderes políticos y empresariales de Davos.

"Es importante hacerlo cuanto antes, con armas, con sanciones. Por eso Ucrania necesita todas esas armas que estamos pidiendo y no solo las que nos están brindando. Y por eso Ucrania necesita financiación, cuanto menos 5.000 millones de dólares al mes", afirmó

Zelenski dijo que Ucrania ha establecido varios precedentes, "el primero mostrando nuestro valor" contra la agresión rusa, y otro, "el de una unidad de todo el mundo".

Pero lamentó que esta unidad y presión contra Rusia no hubiera comenzado en 2014, "cuando comenzó realmente la agresión", en referencia a la anexión de Crimea y la guerra en el Donbás.

"Si esto hubiera ocurrido entonces, la unidad y la presión de los gobiernos y las empresas, tal vez Rusia no hubiera iniciado esta guerra a gran escala y no se hubieran perdido tantas vidas", afirmó.

Zelenski señaló que los puertos ucranianos "están totalmente bloqueados" en el mar Negro y que las fuerzas rusas "están robando nuestro trigo día tras día", impidiendo las exportaciones de cereales.

"La prioridad es que puedan funcionar nuestros puertos, bloqueados en el mar Negro. Los militares rusos están robando y llevando a otros países. ¿Cómo pueden ustedes comprar trigo que saben que ha sido robado por los rusos desde Ucrania?", preguntó.

Por ello, destacó la necesidad de que pueda crearse un corredor para permitir la exportación de cereales y dijo que ha hablado con líderes extranjeros, entre otros con los países bálticos, para poder establecer un corredor que dé salida a las exportaciones, de trigo y otros cereales, diez millones de toneladas.

"Tenemos que ponernos de acuerdo en la creación de un corredor, de manera que Rusia no pueda oponerse", aunque reconoció que "no es una solución fácil mientras siga desarrollándose la guerra".

Antes de terminar, el presidente ucraniano, preguntado por cuál sería su deseo especial para los líderes, pidió que, sobre todo, no se pierda el sentimiento de unidad.