En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Nada qué hacer para lograr la unidad en el PRD

Siempre fue así, solo que el sector mayoritario que encabeza Hipólito Mejía quiso hacer hasta lo imposible para demostrarle a los perredeístas y al país, que la otra parte, cada vez más disminuida, con apenas un 8 %, decidió tomar el camino de la división para favorecer al Partido de la Liberación Dominicana en su propósito de establecer una dictadura constitucional de un solo partido y muchas entelequias corrompidas, entre ellas el PRD,  que le sirven para legitimarse y perpetuarse en el poder cada cuatro años con elecciones fraudulentas.

Hay que admitir que el PRD fue secuestrado con la complicidad de la mayoría  de sus dirigentes y militantes que no advirtieron el monstruo que estaban cobijando. Cuando se dieron cuenta ya era tarde, las finanzas estaban en sus manos, los organismos secuestrados y los estatutos ignorados o violados. La Casa Nacional, que tantos sacrificios costó,  convertida en un bunker para delincuentes.

La corriente institucional que encabeza Hipólito debe olvidarse  de Miguel Vargas. Como dije hace días, ese cadáver político maloliente hay que dejarlo abandonado en la morgue del desprecio  y que lo entierren en el cementerio de la vergüenza y el olvido.

La mayoría que encarna la acción y el pensamiento de Peña Gómez, debe llevar el nombre del PRD. Pero si no es así porque el gobierno decide, como parece ser, que lo tengo la otra parte, la minoritaria, la que traiciona, pues ni modo, que así sea. No será el primer partido que se divide o se destruye. Ha ocurrido muchas veces. Juan Bosch dividió al PRD y creó al PLD. Peña Gómez y Jacobo también lo dividieron.

Lo que importa es la gente que integra un partido. Son sus dirigentes, la política, la ideología, la estructura orgánica, la vocación de servicio, no de hacer negocios ni ser parte del entramado corrupto que caracteriza hoy al gobierno del PLD.

Lo que debe hacer el sector institucional del PRD es montar su convención, elegir las autoridades como mandan los estatutos y las leyes, independientemente de lo que posteriormente decidan los políticos oficialistas de la Junta Central Electoral y el Tribunal Superior Electoral. De igual modo definir la línea política de oposición para vincularse rápidamente a la sociedad y  organizar la lucha  de los indignados que cada vez son más.

Hace tiempo vengo sugiriendo la creación de un Frente Popular Patriótico (o como se llame) que agrupe a todas las fuerzas progresistas y revolucionarias del país para hacer oposición fuerte como mandan las circunstancias. Ese frente o coalición deberá escoger en el momento preciso, un candidato a la presidencia y la vicepresidencia de la República, los candidatos congresuales y municipales entre los mejores hombres y mujeres de las distintas organizaciones,  con una plataforma programática. (Un programa de gobierno consensuado)

Estoy seguro que esa coalición ganaría las elecciones ampliamente garantizando no solo la presidencia, sino una mayoría concrecionar que permitirá hacer los cambios que demanda la sociedad dominicana.

El PRD institucional que encabezan Hipólito, Andrés Bautista, Orlando Jorge, Geanilda Vásquez, Milagros Ortiz, Luís Abinader, Guido Gómez, Fello Suverbí, Emmanuel Esquea, Jesús Feris, César Cedeño, Víctor Méndez, Janet Camilo, Ivelisse Prats, Leonardo Faña, entre tantos otros, deben empujar en esa dirección dejando las ataduras del pasado.

Es hora de grandes sacrificios. Ha llegado la hora de la verdad tanto en el PRD como en el país. Es mucho lo que está en juego. El espíritu de cuerpo debe primar en el sector mayoritario del PRD. El problema no es quién será candidato a tal o cual posición, el problema es cómo salvaremos el país, como lo rescatamos de las garras malditas del PLD y sus corruptos.

Pensemos y actuemos como ciudadanos, no como individuos si queremos salvar al PRD y al país. No olvidemos que el país está por encima del PRD, porque el todo siempre es más importante que cualquiera de sus partes.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Comentarios

vaya pues si no hay nada que hacer, para que hacer todo lo que usted dice, Dios cuando vamos a descansar del PRD, pasaron las elecciones, ya esta bueno, formen un partido y hagan oposicion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *