En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Nadal: "Pediría mi energía y mis piernas de 2005"

Nadal:
Nadal: "Pediría mi energía y mis piernas de 2005"
Rafael Nadal (archivo)

Rafael Nadal (archivo)

PARÍS, Francia.- ¿Qué le pediría al Rafael Nadal de 2005?, le preguntan al Rafael Nadal de 2015 y el mallorquín, que afronta el asalto a su décimo título en Roland Garros responde: “Solo si agarrara la energía y las piernas de 2005 me bastaría, no necesito nada más”.

Han pasado diez años y nueve victorias para el mallorquín desde que alzara la primera Copa de los Mosqueteros. Y una madurez que ha hecho olvidar al inseguro chaval que temblaba para responder en inglés en su primera comparecencia en la sala de prensa de París.

En la pista, afirma el español, las virtudes de la juventud han dejado paso a las de la experiencia en un cóctel de equilibrio que le ha mantenido firme y del que solo se ha escapado la derrota que cedió ante Robin Soderling en 2009.

“Todo es un proceso. Durante mi carrera ha habido una cosa básica, cuando pasan los años pierdes unas cosas, por un lado, y si no las compensas con otras es difícil crecer. Mi tenis ha ido evolucionado y he hecho que la balanza se pueda mantener. Lo que he perdido por un lado lo he compensado por otro”, analiza, frío, el Nadal de 2015 en una respuesta que no hubiera podido dar el Nadal de 2005.

El Nadal de 2015 afronta Roland Garros en una condición nueva. Defiende el título, pero por primera vez lo hace sin victorias en la gira de tierra batida europea y sin ser el claro favorito para el triunfo final.

Solo su palmarés, su pasado y el ascendente que tiene sobre el Grand Slam de París le colocan entre los candidatos, porque sus números de este año no le dan para tanto.

“No siento que sea el máximo favorito, pero soy uno de los candidatos y eso hace que la presión sea compartida (…) Este año es diferente, pero el objetivo es el mismo. Otras veces tenía que mantener lo que traía hasta aquí, porque había logrado muchos triunfos. Ahora sé que con eso solo no lo voy a conseguir. Voy a tener que hacer algo más”, dice.

Nadal se apoya en su dinámica ascendente desde que en enero pasado regresó a las pistas tras una larga lesión. “He mejorado a nivel mental y tenístico, pero sé que tengo que seguir para lograr esa consistencia que tenía y estoy con la máxima ilusión para conseguirlo”, señala.

La motivación nace del torneo más importante de su carrera, el que, confiesa, afronta con más nervios y que ahora que recuerda cuando lo ganó por vez primera, el que le provoca más presión.

“Entonces pensé que había llegado a lo máximo y que la carrera sería más tranquila. Era totalmente erróneo”, rememora.

No necesita ningún aliciente suplementario. Ha superado todos los hitos que la historia le había puesto por delante en Roland Garros, pero para él, “lo único que ha importado siempre era ganar el torneo”.

Y aunque en el ambiente flota que este año puede vivir su segunda derrota en Roland Garros, Nadal no quiere ni oír hablar del final de su carrera.

“Llevo muchos años superando obstáculos y ahora trataré de superar uno más. Cuando deje de tener la ilusión por mirar los problemas a la cara y decirles que quiero volver a superarlos será el fin. No es hoy. Todo lo contrario. Me vienen una serie de retos importante por conseguir y estoy decidido y determinado a conseguirlos. No tengo en mente no conseguir unos objetivos personales que me he marcado”, asegura.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *