En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

"Nadie quisiera ver a su madre o su hija en el mundo de la prostitución"

"Nadie quisiera ver a su madre o su hija en el mundo de la prostitución"
Prostitutas.

Prostitutas.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El procurador de la República, Francisco Domínguez Brito, dijo que el país no puede seguir permitiendo que las mujeres sigan siendo ofrecidas al mejor postor como parte de un paquete turístico.

Apuntó además que no se puede seguir albergando impunidades y complicidades para que redes con ramificaciones internacionales vengan a República Dominicana a engañar en algunos casos a mujeres con falsos contratos de trabajo.

“La República Dominicana no puede seguir permitiendo que nuestras mujeres ni mujeres de otras nacionalidades en muchos casos menores de edad, sean ofrecidas al mejor postor como parte de un paquete turístico y mucho menos aún seguir albergando impunidades y complicidades para que redes con ramificaciones internacionales vengan al país a engañar en algunos casos a mujeres con falsos contratos de trabajo, a quienes luego obligan a prostituirse, los explotan sexualmente vulnerando todos sus derechos fundamentales”, dijo Domínguez Brito.

Indicó que la mujer víctima de explotación sexual, vive en una celda de barreras invisibles; no son de hierro ni acero sin embargo tienen un impacto mucho más fuerte.

“Los usuarios de estos servicios esclavistas, de una u otra manera son cómplices de los organizadores o propietarios de esos establecimientos dedicados a este crimen”, señaló.

Planteó que una mujer nunca puede consentir que se mercadee su cuerpo “y aun cuando esté ella de acuerdo, sigue siendo una víctima. Nadie quisiera ver  a su madre, su hija, o una hermana esclavizada  en este mundo oscuro y lacerante como el de la trata y explotación sexual  y si no lo deseamos para nosotros, por qué tolerarlo contra los otros? Porque son más débiles? Porque son más pobres? Pues todo lo contrario, esas son las mayores razones para trabajar más fuerte contra esta esclavitud del siglo XXI”.

A continuación discurso íntegro del Procurador General de la República, Francisco Dominguez Brito, en el Seminario Indicadores de Trata de Personas

La trata de personas en todas sus manifestaciones es catalogada como el tercer delito que mayor cantidad de dinero genera en el mundo dentro del crimen organizado. El mismo se sustenta en estructuras y engranajes con conexiones transnacionales para llevar a cabo una de las formas más denigrantes y condenables de lo que hemos denominado como  la esclavitud moderna.

Las ganancias de estas redes se calculan en 32 billones de dólares cada año, un monto superado solamente por el tráfico de armas y el narcotráfico.

En la actualidad se estima que existen 27 millones víctimas de trata de personas a  nivel mundial, pero lo más triste y desgarrador de esa cifra es que el 80 % de las víctimas identificadas son mujeres y niñas y que entre un 15 y 20 % corresponden a niños. Las garras de estas acciones también llegan hasta los varoncitos, según el reporte del 2009 de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito.

Este tema es de alta preocupación para el Estado dominicano encabezado por el presidente Danilo Medina, y por eso hemos redoblado los esfuerzos, aumentando las labores de coordinación interinstitucional y fomentado el acercamiento con organismos internacionales, tanto en materia de investigación como en persecución, comprometidos en emprender cuantas acciones sean necesarias para erradicar este flagelo.

Nuestro país tiene  una triple condición dentro de este tema: Origen, tránsito y destino de víctimas de trata de personas.

La República Dominicana no puede seguir permitiendo que nuestras mujeres ni mujeres de otras nacionalidades en muchos casos menores de edad, sean ofrecidas al mejor postor como parte de un paquete turístico y mucho menos aún seguir albergando impunidades y complicidades para que redes con ramificaciones internacionales vengan a República Dominicana a engañar en algunos casos a mujeres con falsos contratos de trabajo, a quienes luego obligan a prostituirse, los explotan sexualmente vulnerando todos sus derechos fundamentales.

La mujer víctima de explotación sexual, vive en una celda de barreras invisibles; no son de hierro ni acero sin embargo tienen un impacto mucho más fuerte.

Los usuarios de estos servicios esclavistas, de una u otra manera son cómplices de los organizadores o propietarios de esos establecimientos dedicados a este crimen.

Una mujer nunca puede consentir que se mercadee su cuerpo y aun cuando esté ella de acuerdo, sigue siendo una víctima. Nadie quisiera ver  a su madre, su hija, o una hermana esclavizada  en este mundo oscuro y lacerante como el de la trata y explotación sexual  y si no lo deseamos para nosotros, por qué tolerarlo contra los otros? Porque son más débiles? Porque son más pobres? Pues todo lo contrario, esas son las mayores razones para trabajar más fuerte contra esta esclavitud del siglo XXI.

Cuando estas mujeres en base a engaños, contratos laborales falsos, entre otras formas, son reclutadas por esas organizaciones criminales y enviadas a otro territorio, viven secuestradas y obligadas a pagar una deuda que ellas no han contraído; su dignidad y su integridad se ve resquebrajada al tener que sostener relaciones sexuales con 10, 15 y hasta 20 hombres en un día. Se pone en riesgo su salud física y mental pero también, se inician en el mundo de las drogas y del alcohol porque solamente de esa forma es posible poder cargar con esa cuota de abusos día tras días. Luego se invierte el ciclo y son ellas las que necesitan prostituirse para seguir consumiendo drogan en pleno estado de adicción y sin nadie que las ayude a Salir de esa enfermedad.

En muchos casos, esas víctimas tomaron préstamos, vendieron o hipotecaron algún inmueble o propiedad para poder costear el viaje de sus sueños… Cuando retornan a su país, llegan sin dinero, sin propiedades, con un auto estima al más bajo nivel y sobre todo con mucho temor a ser señaladas, rechazadas, enfrentando muchas dificultades para insertarse en la vida social y laboral.

El Informe Global sobre Trata de Personas publicado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), en 2012, establece que el flujo más prominente de trata de personas en América Central y el Caribe, provenía de República Dominicana. 

De conformidad con este reporte, las víctimas dominicanas detectadas han sido repatriadas de 18 países alrededor del mundo, principalmente de América y Europa, donde entre 2007 y 2010 representaron un 1% de las mujeres encontradas en el Oeste de Europa central y alrededor del 3% de las halladas en América.

Estos datos son escalofriantes y  crueles que comprometen el esfuerzo de República Dominicana.

Entre los países más frecuentes que se han localizado víctimas están: Curazao, Belice, San Martín, Trinidad y Tobago, Haití, Suiza, España, Holanda,  Polonia, El Líbano, Uruguay, Argentina, Chile, Costa Rica, Japón, entre otros. 

Acciones:

La Constitución dominicana es clara en su artículo 41 el cual prohíbe en todas sus formas la esclavitud, la servidumbre, la trata y el tráfico de personas.

En este sentido el pasado año 2013 creamos la Procuraduría Especializada Contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y la Trata de Personas, cuyo objetivo principal es perseguir a las personas y redes criminales que se dedican a esta práctica criminal, además de proteger a las víctimas.

Desde su creación hemos estado dando duros golpes a todo cuanto tiene que ver con este tema, sobre todo en las zonas turísticas del país.

El año pasado a nivel nacional se judicializaron 15 casos de Trata de Personas y 10 casos de Explotación Sexual Comercial; además obtuvimos 4 sentencias condenatorias de Trata de Personas y 3 sentencias condenatorias de Explotación Sexual Comercial.

Hemos intervenido una gran cantidad de establecimientos nocturnos tanto en Puerto Plata, Santiago, Santo Domingo, el Distrito Nacional, Boca Chica, La Romana e Higuey, llegando a rescatar cerca de 70 mujeres víctimas de explotación sexual Comercial.

Hemos asumido la postura de revisar los casos en que ciudadanos extranjeros  que llegan a territorio dominicano para llenar sus bolsillos de dinero mientras explotan sexualmente a mujeres dominicanas y de otras nacionalidades, una vez detectados y apresados, si el caso lo permite, procederemos a deportarlos hacia su país de origen.

Igualmente hemos realizado operativos para detectar y perseguir las redes criminales de trata que se dedican a explotar a niños, niñas y adolescentes provenientes de las zonas más vulnerables de nuestro país y contra ellos también seguiremos actuando.

En cuanto a esos niños que permanecen en las calles explotados como pedigüeños, limpiando cristales, pidiendo, y en estado totalmente vulnerable, próximamente podremos disponer un una nueva casa de paso para poder brindar atención, cuidado, orientación, asistencia médica y psicológica a los que vayamos rescatando. Hemos declarado firmemente en el Ministerio Público, que no queremos niños, ni niñas en estado vulnerable en las calles.

No quiero terminar sin destacar la labor conjunta de la Policía Nacional, así como la colaboración del Servicio de Aduanas, Investigaciones de Seguridad Nacional, de la Organización Internacional para las Migraciones, y muy especialmente a la Embajada Norteamericana  quienes con su entrega y disposición, han hecho posible que podamos avanzar sobre todo en materia de capacitación y preparación para enfrentar sin vacilación, este delito transnacional.

El día que podamos decir que nuestro país está libre de la esclavitud del siglo XXI que es la trata de personas, podremos decir que habremos construido una mejor República Dominicana.

Muchas gracias

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *