x

NBA impone una multa de US$35,000 a Rick Carlisle por criticar a los árbitros

Competición

Este viernes se disputará en Indianápolis el tercer partido de esta serie.

Imagen fuente externa.

Nueva York. – La NBA anunció este viernes una multa de 35,000 dólares a Rick Carlisle, técnico de los Indiana Pacers, por «criticar a los árbitros y cuestionar la integridad» de la competición tras el segundo partido de la semifinal del Este contra los New York Knicks, detalló la liga en un comunicado.

Carlisle fue expulsado este miércoles por dos técnicas en el último minuto del partido ante los Knicks (victoria para los neoyorquinos por 130-121) y, posteriormente, criticó a los árbitros y exigió respeto para todos los equipos.

«Los equipos de mercados pequeños se merecen la misma oportunidad, se merecen una oportunidad justa sin importar dónde estén jugando», afirmó en una rueda de prensa.

«Siempre le digo a mis jugadores de no hablar de los árbitros pero nos merecemos una oportunidad justa. No hay un equilibrio consistente (en las decisiones arbitrales) y eso es decepcionante», indicó.

Carlisle quiso darle crédito a Nueva York por su triunfo y por «el juego físico con el que están jugando».

«Pero su juego físico es recompensado y el nuestro es penalizado una y otra vez», resaltó.

Los Knicks, con Jalen Brunson con molestias en el pie y OG Anunoby lesionado en los isquiotibiales y fuera del partido en el tercer cuarto, ganaron este miércoles por 130-121 y se pusieron 2-0 en estas semifinales del Este.

Carlisle se quejó especialmente en la recta final de este encuentro (lo que le llevaría a recibir dos técnicas prácticamente seguidas) por unos dobles que un árbitro pitó a los Knicks y que, posteriormente, fue corregido por sus compañeros por lo que el balón siguió en poder del conjunto local.

Llovía sobre mojado puesto que en el primer duelo hubo varias jugadas polémicas en el desenlace como un controvertido bloqueo a falta de 12 segundos y con Indiana atacando para ponerse por delante que acabó con falta de Myles Turner y balón para los Knicks.

Más clara fue otra jugada en la que Aaron Nesmith robó el balón con 52 segundos en el reloj y el marcador empatado pero le pitaron que lo había tocado con el pie. Tras el encuentro, los árbitros reconocieron su error en esa decisión.

Este viernes se disputará en Indianápolis el tercer partido de esta serie.

Comenta con facebook