En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Niños latinoamericanos piden "menos trabajo" y Gobiernos prometen erradicarlo

Trabajo infantil en Latinoamerica.

BOGOTÁ, Colombia.- Con marchas en varias ciudades y promesas oficiales de ponerle fin se conmemoró este martes el Día de la Erradicación del Trabajo Infantil en Latinoamérica, una problemática que afecta a 15 millones de menores en la región y a 215 millones en todo el mundo, según las últimas cifras de la OIT.

En México, de acuerdo con los últimos datos oficiales, que datan de 2009, hay 3,01 millones de niños que trabajan, incluidos los que lo hacen con el permiso de sus padres. Actualmente, en el Parlamento cursa una reforma laboral que incluye la prohibición de la utilización del trabajo de menores de 14 años y de los menores de 16 que no hayan completado la educación básica obligatoria.

En Colombia, país en el que al menos 1,7 millones de menores entre 5 y 17 años trabajan, se realizaron desfiles en algunos colegios y campañas para evitar esa práctica. El Gobierno implementa desde 2011 proyectos de erradicación de trabajo infantil en minas y canteras.

Unos 1,7 millones de menores peruanos trabajan en actividades como el pastoreo o lavando carros, según la Encuesta Nacional de Hogares 2011, lo que representa una disminución del 4,3 % respecto a 2007. Con esto en mente, el Ministerio de Trabajo lanzó la campaña “Los queremos estudiando y aprendiendo”.

A su vez, Brasil contabiliza a 1,4 millones de sus niños trabajando por culpa de la pobreza, según cifras reveladas hoy por el Foro Nacional de Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil (FNPeti), con respaldo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Justamente la OIT y el Gobierno brasileño anunciaron hoy el inicio de una campaña para erradicar “definitivamente” esa práctica, la cual incluirá una movilización para promover el ingreso de los niños en el sistema educativo.

En Guatemala, según la OIT, más de un millón de niños trabajan y otros 300.000 realizan tareas no remuneradas en sus hogares. Además, la Encuesta de Condiciones de Vida y la Encuesta de Empleo e Ingresos, elaboradas por el Instituto Nacional de Estadística, coinciden en señalar que de 1997 a 2005 la tasa de trabajo infantil se incrementó del 7,9 % al 23 %.

En Argentina, y aunque la legislación prohíbe “el trabajo de las personas menores de 16 años en todas sus formas, exista o no relación de empleo contractual, y sea éste remunerado o no”, el 17,6 % de los niños y jóvenes de entre 5 y 17 años de poblaciones urbanas realiza algún tipo de trabajo, según la Encuesta de la Deuda Social Argentina, realizada por la Universidad Católica Argentina (UCA).

En Nicaragua, fueron cientos de los propios niños y adolescentes que tienen que trabajar en los mercados de Managua los que marcharon coreando lemas como “¡Demandamos menos trabajo infantil!” y “¡Exigimos más recreación y educación!”.

En esos mercados de la capital trabajan 2.339 menores de edad, según dijo a Efe Marvid Moreira, del Instituto de Promoción Humana (Inprhu), entidad organizadora de la marcha.

En consonancia con esta fecha, Ecuador lanzó hoy la campaña “Un niño que trabaja pierde más de lo que gana”. Aunque el porcentaje de niños que trabajan bajó de casi el 17 % en 2007 a cerca del 6 % en 2011, todavía hay unos 213.000 menores en el sector laboral del país, según el director del gubernamental Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), Byron Villacís.

Por su parte, el presidente Ricardo Martinelli prometió hoy en su intervención en la Conferencia anual de la OIT, en Ginebra, que Panamá eliminará para 2015 las peores formas de trabajo infantil y cinco años después lo habrá erradicado “en su totalidad”.

En ese país, de acuerdo con la encuesta de trabajo infantil 2010, hubo una reducción del 7 %, con lo que 29.602 niños y adolescentes fueron retirados del mercado laboral.

El Gobierno de Costa Rica, mediante programas de becas a las familias bajo la condición de que mantengan a sus hijos en el sistema formal de educación, trata de bajar las cifras de trabajo infantil, que actualmente afecta a unos 47.000 niños, 25.000 dedicados a actividades consideradas “peligrosas”.

En Honduras, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el 14,3 % de la población infantil está en el mercado laboral, la gran mayoría (75,3 %) en el área rural, y en El Salvador hay 177.070 niños entre los 5 y 17 años que trabajan (más de la mitad en agricultura), de los cuales 73.601 han abandonado totalmente sus estudios.

En República Dominicana, donde unos 305.000 menores trabajan para sobrevivir, un grupo de entidades nacionales y extranjeras realizó el foro “Derechos humanos y justicia social: Erradiquemos al trabajo infantil”, en el que el viceministro de Trabajo, Félix Hidalgo, exigió “fuertes condenas para los explotadores de menores”.

Uruguay presenta una tasa de trabajo infantil del 9,9 %, aunque la cifra podría ser un 30 % mayor si se tomara en cuenta “el trabajo doméstico intensivo”, que la OIT estipula a partir de 14 horas semanales, afirmó hoy a Efe el presidente del Comité Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (CETI), Juan Andrés Roballo.

Organizaciones públicas y privadas de Chile han desarrollado planes para erradicar este flagelo, aunque critican la falta de datos actualizados. Las últimas cifras oficiales son de 2003, cuando se decía que 200.000 niños trabajaban en el país.

En Bolivia hay cerca de 850.000 menores que trabajan y arriesgan su integridad física y psicológica, informó a Efe la directora de la Comisión Nacional de Erradicación Progresiva Infantil del Ministerio de Trabajo, Mabel Durán, quien añadió que el Gobierno tiene previsto aprobar a fin de este mes un decreto para prohibir y sancionar 23 formas de trabajo infantil identificadas en el país.

Un informe presentado esta semana por la Secretaría de la Niñez y la Adolescencia (SNNA) de Paraguay señaló que 279.559 menores entre los 5 y 17 años trabajan predominantemente en las áreas rurales en actividades agrícolas y ganaderas, en el “sector informal y el doméstico, con altos grados de invisibilidad”.

Por último, Venezuela es uno de los países de América Latina con menor tasa de trabajo infantil con 2,2 %, aunque con un creciente número de adolescentes, entre 10 y 15 años, que ni estudia ni trabaja, en su mayoría niñas, según las últimas cifras al respecto, difundidas en 2010 por el Fondo de la Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *