X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Domingo 24 de enero, 2021
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 199,672
  • Nuevos casos 1,549
  • Fallecidos total 2,482
  • Nuevos fallecidos 12
  • Recuperados 146,020
  • Críticos
  • Pruebas 981,506
<< Mapa interactivo >>

No videntes se convierten en magníficos terapistas de un centro de masajes

No videntes se convierten en magníficos terapistas de un centro de masajes
No videntes se convierten en magníficos terapistas de un centro de masajes

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Con su alegría, dinamismo y entrega en cada una de las labores que realizan, cinco masajistas invidentes dan alivio a cientos de personas que acuden al Centro de Masajes y Terapias Naturales Edén, ubicado en el sector de Gazcue del Distrito Nacional.

Se definen como el quinteto dinámico. Raúl, Sully, Juan Carlos, Yahaira y Ginette dejaron atrás las limitaciones que implican para un ser humano estar ciego.

[flv:http://www.noticiassin.com/wp-content/uploads/2011/03/MASAJISTASHIST-YG-9PM.flv 500 295]

Todos tienen algo en común, y es que llegaron al Centro de Masajes y Terapias Naturales Edén a través de amigos invidentes.

Yahaira Peña, madre de dos niñas, cuenta que es el asombro de cientos de personas que a diario la ven desplazarse con su bastón desde el barrio Guachupita hasta Gazcue para cumplir con su trabajo, donde clientes la esperan interesados en eliminar estrés y reducir medidas.

Mientras que para Raúl Sosa, quien es propietario, guía, maestro y ejemplo de sus cuatro compañeros, el 2001 marca un antes y un después en su vida. A sus 33 años, y por una causa aún no esclarecida, perdió la visión.

El hombre nativo de Sánchez, Samaná, que hasta la víspera de esa pérdida había trabajado como electricista, narra que la causa de su ceguera era lo de menos en ese momento, ya que le importaba más reintegrarse al aparato productivo.

A pesar de los infortunios, Raúl se confiesa enamorado de su trabajo. Para él y los masajistas que lo acompañan dar al cliente su mejor cara es lo esencial.

A este extraordinario conjunto, se unen dos videntes, la terapista física Adalgisa Ramos, esposa de Raúl y la secretaria Roselyn Ramírez.

Desde las 7:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde, ellos están al servicio de las personas que los necesitan, para hacer de su día uno de los más agradables.

Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *