En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

No votaré!

No votaré!
Dunia De Windt

Tal como lo digo. No me avergüenza decirlo porque no iré a votar. Estoy segura que mi voto no es decisivo para que el PLD continúe o el PRD nos gobierne nuevamente.

No perderé mi  tiempo, ni mis energías en acudir a un circo “democrático” como son los procesos electorales dominicanos desde la tiranía.  Me avergüenza la política local, las fatídicas alianzas y los actores del circo. Además, de la paralización de las demás actividades en el país, que no sean la concentración económica y social desbocada de la política, y por supuesto, estoy cansada de que se burlen de mí, como ciudadana, en procesos amañados, acuerdos de aposento y reparto de cargos y millones de pesos sin miramientos en unos procesos donde hasta los muertos ejercen el voto.

Me llena de grima, los millones y millones festinados en las calles  cada vez que hay elecciones generales.  La entrega desmesurada y apabullante de millones de pesos que entrega la Junta Central Electoral a los partidos políticos, que viven con el grito al cielo de que “nunca tienen dinero”, y nadie sabe quién recibe o destina esos fondos financieros, y hacia las cuentas bancarias de quiénes se van.

¿Donde están esas auditorías de los partidos?  Dinero, millones que pudieran utilizarse e invertirse en otros asuntos más perentorios del país.  Nadie dice nada.

Es molesto ese caravaneo constante de los candidatos, que no saben dónde más ir ni en cuál patana o camión más subirse para alzar sus brazos en señal de triunfo. Y que no falte la típica foto con la señora mayor, o el niño en brazos. Comprando por cheles la presencia de una masa humana ignorante y sin conocimiento de la realidad.

La publicidad política un año antes de las elecciones me cansa, me aburren esos sloganes barriobajeros, tontos y sin significado. Es irritable el paseo constante por cada rincón de estos hombres que pretenden gobernarnos o continuar  en el gobierno por cada rincón de este país prometiendo el oro y el moro.  Ahora mismo en este país, sólo hay dinero para campañas políticas. Por lo demás, no hay circulante. El dinero está concentrado en la alta cúpula como siempre.

Los procesos electorales en nuestro país siempre han sido tema de discusión. Era joven, pero recuerdo que en 1994, ante la crisis electoral,  los partidos tradicionales acuerdan una serie de reformas constitucionales, algunas de las cuales satisfacían amplios reclamos de sectores progresistas como es la separación de las elecciones Congresionales y Municipales de las Presidenciales,  la doble vuelta en las elecciones presidenciales y la prohibición de la reelección para el Presidente y el vicepresidente de la República.

En el año 1996, ante el obstáculo de no poder reelegirse en la Presidencia en el año 1996, Balaguer apoyó a Fernández, del PLD, presidido por el extinto ex presidente Bosh, en una ceremonia de pena y rabia.   Fernández, inauguró lo que fue su primer gobierno hasta el año 2000. Profundizó la política neoliberal privatizando la mayoría de las empresas y el patrimonio público y trató de restablecer la reelección presidencial.

Luego, se desarrollan las primeras elecciones separadas desde el 98. El PRD se hizo con el gobierno en el año 2000 por temor a los afanes reeleccionistas de Fernández.  El gobierno comandado por Mejía, se enfrascó en ser un gobierno nefasto para la nación desde el primer día, haciendo hincapié en ajustes económicos antipopulares, el endeudamiento externo y continúo con las privatizaciones, a la vez que en el orden político se inició una campaña para unificar las elecciones nuevamente, para ello la extensión del período de los diputados y senadores y nuevamente el asunto de la reelección presidencial.

A la vez, de que en el año 2003 el país sufrió una de sus peores crisis bancarias y hundió por un tiempo la economía de la nación. En esto estuvo envuelto tanto Mejía, como su gobierno. Sin dejar de mencionar, la presencia regular de altos casos de narcotráfico y violencia en el país, que todavía hoy, continúan….

Más tarde, en el año 2004 el pueblo volvió a votar y a cambiar de color. Parece ser que es un asunto de turnarse los mandos y los años en el poder entre los partidos tradicionales. Claro, en el interím de todo esto, algunos tránsfugas que se cambiaron el color de la camisa y se fueron de un partido “minoritario” a otro grande a buscar sus habichuelas
y asegurar todavía más su futuro, si cabe.

Faltan sólo algunos meses para el proceso electoral 2012, y  cada pre-temporada de elecciones vivimos lo mismo, en cuestiones de promesas, sueños incumplidos y solución a lo más perentorio, dentro de una anarquía social y demagoga. Esta vez, no perderé mi tiempo votando. No me entusiasma ningún candidato, sino todo lo contrario……..

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *