Ante la aparición del primer caso confirmado de ómicron en el país, ciudadanos proponen adicionar nuevas medidas para aplicación inmediata en medio de las festividades navideñas, incluyendo la imposición de los toques de queda, a fin de reducir el impacto de la nueva variante del COVID-19, que ya tiene presencia en más de cien países, los cuales han decidido establecer algunas acciones preventivas para detener el avance del virus.