La medida de Salud Pública, que indica que a partir del próximo lunes todos los ciudadanos mayores de 12 años deben presentar su tarjeta de vacunación en el transporte colectivo y en lugares públicos y privados, ha desatado duras críticas por partes de juristas, mientras ciudadanos la  saludan y acuden  masivamente a inocularse este sábado.