Amas de casas y choferes de carros públicos y privados calificaron como un abuso el aumento de 3.50 a 5 pesos al precio de los combustibles, mientras que el Ministerio de Industria y Comercio afirma que se debe al aumento del 100 % en el mercado internacional en el último año.