La economía se recupera pero el tránsito vehicular, según la población, es desesperante e inquietante además de provocar que suba el costo de los diferentes medios de transporte  por la cantidad de vehículos y público en las calles.