Tras sufrir un accidente de tránsito que lo dejó postrado en una silla de ruedas, un hijo y su madre viven gracias a la caridad de los vecinos que en la medida de sus posibilidades tratan de socorrer en algunas necesidades.