La preocupación asalta a algunos dueños de bares y restaurantes de la Zona Colonial, al entender que la disposición anunciada por las autoridades de pedir la tarjeta de vacuna del Covid-19 con al menos dos dosis, puede generar una baja en sus clientes y reducir significativamente sus ingresos.


El solicitar la evidencia de que la persona ha sido inmunizada contra el coronavirus puede generar malestar así, lo describieron algunos consultados.


Sin embargo, otros entienden que la medida busca llevar tranquilidad y seguridad a quienes visitan estos negocios, por lo que entienden que con la implementación de una logística adecuada se podrá lograr la efectividad de la misma.