Ante una nueva jornada de protestas que paraliza por tercer día consecutivo el transporte y las actividades económicas de Haití, la embajada y consulados dominicanos en esa nación suspendieron este jueves de forma indefinida sus servicios al público.

La sede diplomática detalló en un comunicado difundido en Twitter que sus teléfonos y redes sociales continuarán abiertos durante las 24 horas del día.

La embajada hizo un llamado a los ciudadanos dominicanos que se encuentren en territorio haitiano a “guardar prudencia, limitar sus desplazamientos” además de abastecerse de provisiones de primera necesidad.

Los manifestantes, muchos de ellos encapuchados, cerraron con neumáticos incendiados las principales calles de la capital y otras ciudades en protesta contra la escasez e incremento de los combustibles y en demanda de la renuncia del primer ministro Ariel Henry.