Decenas de transportistas que dicen ser afectados por la creación de los corredores viales en el Gran Santo Domingo exigen su incorporación a esas rutas.

Insisten que la concesión de los corredores a algunas empresas los dejó sin el sustento de su familia.