La Alianza por el Derecho a la Salud exige del Gobierno una actuación responsable e inmediata para poner fin al conflicto entre los médicos y las Aseguradoras de Riesgos de Salud.

La organización indició que conflicto afecta directamente a cerca de cuatro millones 800 mil personas, equivalente al 42 por ciento de toda la población dominicana, que paga un seguro de salud en el régimen contributivo, y a quienes se le está suspendiendo los servicios a que tiene derecho.

ADESA deploró que el Gobierno se declare “mediador” en este conflicto cuando, de acuerdo con la Ley 87-01, es el garante de los derechos de los afiliados al Seguro Familiar de Salud.