Una mujer murió estrangulada por su pareja, un miembro de la Policía, quien también se ahorcó, dejando en la orfandad a un niño de siete años en un hecho que ha consternado a la comunidad Hato Nuevo de Manoguayabo.


El atacante fue identificado como el segundo teniente Héctor Lara, de 35 años, mientras que la víctima era María Mercedes Martínez, de 28 años.


Según vecinos nunca se escucharon gritos ni malos tratos entre la pareja.