La sede de Salud Pública en Santiago también fue escenario este lunes de largas filas de personas en busca de realizarse pruebas de covid-19.

Ante el temor a las variantes Ómicron y Delta, muchos de los asistentes califican como preocupante esta nueva ola de contagios.