Gremios del sector transporte de Santiago rechazan los últimos aumentos en los precios de los combustibles, al considerar que el gobierno cobra impuestos muy elevados.


Los gremialistas emplazaron al gobierno a llegar a un acuerdo a más tardar en 15 días para contener los incrementos.