Luego de que la Cámara de Cuentas reveló en sendas auditorías que Alexis Medina, principal imputado en la Operación Antipulpo, presuntamente vendió de manera irregular más de 220 millones pesos en combustibles a la Policía Nacional, diputados del PLD insisten en que dicha investigación no son más que una persecución política.


Los legisladores peledeístas reiteran que el Ministerio Público debe actuar de forma independiente, enviando también a la cárcel a los funcionarios y ex funcionarios del partido de gobierno vinculados a actos de corrupción.