El presidente Abinader visitó este lunes al ex presidente Hipólito Mejía en su residencia.


El encuentro, que ambos calificaron como rutinario, ocurre luego de las declaraciones de Mejía sobre su desacuerdo con la gestión del canciller, Roberto Álvarez.

Aunque ambos se limitaron a ofrecer declaraciones de lo tratado en la reunión, Mejía declaró que no se trató ningún tema político en particular.


Mejía señalo que no le ha gustado el manejo que lleva el canciller Álvarez y lo expresó de esa manera porque se considera un libre-pensador.