Los festejos por el 4 de julio se vieron empañados por un tiroteo en el que varias personas resultaron heridas de bala durante un desfile por la Independencia en la localidad de Highland Park, un suburbio de Chicano.


Según el diario Chicago Tribune, el gobernador de Illinois, Jay Robert Pritzker, estaba en el desfile e informó de nueve heridos como resultado del tiroteo.