Empresarios, comerciantes, iglesias y juntas de vecinos de Santiago Oeste piden la intervención urgente de las autoridades para detener los constantes asaltos.

Aseguran que todos los días se registran robos y otras acciones delictivas.