Ante los cada vez más graves ataques con ácido del diablo, el gobierno creó una comisión para tratar de erradicar el uso de esas sustancias.




Así lo informó el presidente Abinader, quien enfatizó que el gobierno no va a permitir que esa combinación de sustancias siga en las calles, dañando a las familias dominicanas.