Buhoneros y vendedores de playa en la zona turística de Bávaro y Punta Cana que habían emprendido un peregrinaje llegaron este miércoles al Palacio Nacional, donde protestaron para exigir el derecho a vender sus productos.