El ex presidente Fernández admitió que existen “súper poderes” que inciden en todo el mundo y que a veces el gobernante de un país tiene que someterse a ellos, lo que, sin lugar a dudas, limita la soberanía nacional.