Para los legisladors de la oposición, el discurso del presidente tuvo tintes reeleccionista y estuvo marcado por falta de obras concretas y un cúmulo de promesas incumplidas.